Porche de madera combinando colores modernos, el gris del “ral “de la carpintería metálica de las ventanas y balcones par las viguetas de madera laminadas y el blanco  para el techo de madera machihembrada. Trabajo de carpintería realizado en una terraza de un ático de Valencia.

Existe en el ático una marquesina de obra que nosotros hemos utilizado para mediante viguetas de madera laminada para unirla a la fachada de la casa y poder realizar el techo de madera entra ambas, tal y como se puede ver en ambas imágenes, la imagen de portada de este artículo y la de debajo de estas lineas.

Una vez subida toda la madera de secciones largas mediante una polea eléctrica, se diseñan en cada lado de los extremos, unas cargadoras de madera atornilladas y sobre estas se quedan apoyadas las viguetas de madera laminada de 160 x 80.

Después de terminar de anclar toda la estructura de la pérgola de madera, se empieza a techar mediante madera machihembrada de 15 cm. de ancho de lama por 2 cm. de grueso, toda la superficie, la madera machihembrado permite la dilatación y contracción de la estructura, evitando fisuras.

Sobre la parte de arriba del techo de madera, se va sellando con tela asfáltica rugosa de acabado, esta tela bituminosa, se introduce en la fachada mediante un corte de radial longitudinal que posteriormente se sella, evitando la entrada de agua, la tela asfáltica, se sella mediante la aplicación de calor, impermeabilizando la cubierta de madera.

Porche en un ático, las viguetas entre cornisas de obra, sin utilizar columnas.

En la imagen de la izquierda, podemos ver una vista lateral del porche de madera que “Candel Pérgolas y Porches S. L”. a realizado en el ático de Valencia, donde se ven las cargadoras de madera cogidas a la fachada de obra y a la marquesina también de obra, de esta manera se aprovecha toda la terraza al no haber columnas de por medio.

En el barnizado del porche de madera, se han empleado dos colores tal y como hemos comentado al inicio de este artículo, combinando los colores ya existentes de la terraza, de forma que quede el trabajo de carpintería completamente integrado.

El tratamiento y el barnizado es el mismo que cuando utilizamos colores en tonos madera, ya sean roble, Teka, castaño, nogal, etc.

Para el barnizado de la madera se han seguido los siguientes pasos:

  • Una primera pasada de barniz con el tono elegido por el cliente, en este caso las vigas laminadas en gris y el techo de madera machihembrada en blanco.
  • Posteriormente, una segunda mano de barniz incoloro de protección, protección a los agentes meteorológicos, en especial la lluvia y el sol.

En la segunda pasada de acabado, se puede poner un poco de color de la primera mano, ya que ambos productos son en “base agua”, sin disolventes, y permiten esta mezcla entre ellos, siempre que se quiera claro está, oscurecer el tono para que se vean menos los nudos de la madera.

La madera que utilizamos en nuestros trabajos de carpintería, tanto en la madera machihembrada como la madera laminada procede de madera de abeto.

Entre la tela asfáltica y la madera machihembrada, se ha dejado el cableado de luz, dejando el mismo protegido y al mismo tiempo oculto a la vista, evitando macarrones o cables externos posteriores para poder poner luces en la parte interior del techo de madera machihembrado.