Realización de 2 porches de madera con el techo de teja a un mismo cliente, uno en la terraza del ático y el otro en la terraza de la planta baja. Trabajo de carpintería y ebanistería realizado en un chalé situado en el término municipal de Bétera, en la urbanización “Torre en Conill”, Valencia.

Los trabajos empiezan en ambos porches de madera con la instalación de las columnas de madera laminada y la fijación de la viga cargadora a la pared mediante tornillos, ya que ambos porches son a un agua y cogidos a la fachada de obra de la pared de la vivienda.

Una vez se han fijado las columnas de madera, se ponen sobre ellas las viga cargadora principal en la parte baja del porche de madera, entre ambas cargadoras, la de la pared y esta última, se van dejando y fijando de forma equidistante las viguetas laminadas del techo de 160 x 80.

Una vez puestas las viguetas de madera laminada que conforman la estructura de madera, se van poniendo sobre la parte de arriba de las mismas y en sentido perpendicular a las mismas, las tablas de madera machihembrado de 2 cm. de grueso y 15 cm. de ancho de lama, empezando desde abajo y llegando hasta la fachada de la casa.
Porche de madera en ático y terraza 2

Sobre la parte de arriba del techo de madera ya machihembrado, se despliega y sella la tela asfáltica rugosa ( son rollos de tela de 10 metros de largo por 1 metro de ancho). La tela bituminosa se va sellando mediante la aplicación de calor, de esta manera se asegura una correcta impermeabilización del porche de madera.

La unión de la tela y la fachada de la vivienda se realiza mediante un corte longitudinal en la fachada con una radial, de esta manera se introduce la tela en el interior de la obra y seguidamente se sella con silicona, evitando con ello filtraciones de agua.

La tela bituminosa que emplea “Candel Pérgolas y Porches S. L”, en sus estructuras de madera es del “tipo rugosa”, y es especial para pegar las tejas cerámicas de obra con espuma de poliuretano, de esta manera se fijan las tejas correctamente y le ponemos menos peso al porche de madera, dejando los remates de tejas laterales y las juntas con la fachadas, rematados con cemento y arena.

El tratamiento y barnizado de la madera se realiza de la siguiente manera:

  • Una primera mano con el tono de barniz elegido por los clientes, entre una amplia gama de colores, bien sean en color madera o el color que elijan ellos mismos, blanco, gris…
  • Una segunda pasada de barniz incoloro de protección.

Los dos productos, el color y el incoloro, son productos en base agua, de fácil limpieza y que permiten la mezcla entre ellos, por lo que si un cliente quiere que le subamos el tono de color elegido, solo le tenemos que añadir al incoloro de la segunda pasada un poco del de color, con lo que se verán menos los nudos y las vetas de la madera.

La madera se lleva ya barnizada a casa de los clientes, ya que previamente se les mostrado las diferentes tonalidades, de esta manera reducimos el tipo de instalación en casa de nuestros clientes, y una vez terminada la pérgola de madera, se le vuelve a dar un repaso de retoque.

Toda la madera empleada para la construcción del porches de madera es de madera de abeto, la madera de abeto procede directamente de plantaciones arbóreas de países del norte de Europa, las talas de estos árboles son respetuosas con el medio ambiente, siguiendo la política de cortar y plantar de nuevo.