Nuestros clientes de Liria donde hemos realizado el hormigón impreso tienen un chalet detrás del parque de San Vicente.

Entre la casa y la piscina tenian césped antes de poner el cemento impreso, con lo que no había forma de mantener limpia la piscina

 

El molde elegido es la “pidra inglesa”, ya que son placas grandes que dan mayor amplitud a la terraza y hacen que el hormigón impreso se conserve más limpio al tener poco relieve y juntas pequeñas el molde.

Antes de aplicar el molde se le pone desmoldeante de un color mas oscuro para que marque la junta, con lo que el cemento impreso ofrece una apariencia más rústica.

La terminación del cemento impreso es con barniz al agua y antideslizante.