La caseta de madera nos ofrece un sistema práctico y elegante de protejer una depuradora de las inclemencias del tiempo, al mismo tiempo que oculta de la vista la depuradora y los botes de limpieza etc. Pero ofrece una ventaja con respecto a hacer una caseta de obra o comprar una de plástico y es lo poco prácticas e incomodas que resultán estas últimas para realizar las tareas de mantenimiento de la depuradora.

La caseta de madera de  “Candel pérgolas y porches S.L”soluciona el problema, al presentar el techo abatible y las dos puertas delanteras , de esta forma la depuradora se puede quedar totalmente al descubierto y hacer las manipulaciones que sean necesarias, cuando se terminan las tareas  se cierran de nuevo y queda una caseta con el techo de tégola integrada en el jardín.

El sistema esta realizado con una estructura de cabiriones de 4 cm. de espesor y las paredes machihembradas, las puertas estan sujetas con bisagras rústicas en forma de mariposa, cuidando al máximo los detalles como en todos nuestros trabajos.