Porche de obra con las columnas cara vista, que posteriormente se ha forrado las vigas de obra con madera, trabajo realizado en la “Urbanización Montecolorado”, La Puebla de Vallbona. Valencia.

El porche de madera y obra, ha comenzado con la construcción en obra de 3 columnas cara vista, para lo cual se han realizado 3 encofrados de obra de 40 x 40, donde se han anclado tres varillas de hierro por columna, de forma que se han quedado en el interior de la misma, posteriormente se rellenan de hormigón.

Una vez realizada las columnas de obra cara vista, se pone una viga cargadora de obra entre ambas, igual que cuando hacemos un porche de madera, tal y como hemos explicado en diferentes artículos, solo que esta vez en lugar de ser madera laminada de 200 x 200, se trata de una viga de obra, revestida de hierro.

Una vez instalada la viga cargadora central, se van poniendo las viguetas de obra, de tal manera que se dejan caer sobre la cargadora central por el lado exterior y se van anclando en la obra de la fachada de la casa por el lado contrario.

Por encima de estas viguetas, se ponen el resto de viguetas para hacer el techo a un agua de la estructura, encima de las mismas, se van instalando los bardos de obra, que posteriormente sellaremos con cemento y arena, para cubrirlos de tela asfáltica, impermeabilizando la terraza.

Encima de la tela asfáltica sellada con calor, se colocan las tejas cerámicas, pegadas con espuma de poliuretano, dejando las tejas del perímetro y de la unión con la fachada, unidas con cemento y arena, a modo de acabado.

Entre vigueta y vigueta se dejan caer las “bobadillas” en forma de arco invertido, haciendo el aspecto de bodega.

IMG_20150227_112108

Sobre estas lineas les mostramos el desarrollo de trabajos, ya que una vez terminado el porche de obra, se procede a forrar la vigas de obra con madera de abeto de 2 cm. De espesor, dando la apariencia y consiguiendo una combinación perfecta entre la madera y la obra.

Con la madera y la obra hemos conseguido que el porche de obra, parezca que está realizado como si fuera un porche de madera con las columnas cara vista, solo que el techo, en lugar de tener madera machihembrada, como el resto de cenadores de madera que realiza “Candel Pérgolas y Porches S.L”, sea de obra.