En muchos casos nuestros clientes les da miedo cerrar una galería o una terraza y perder la luz, instalando un  porche de madera, en estos casos podemos encontrar también soluciones prácticas y a la vez decorativas.

En la imagen se ve un porche de madera en una galería de Manises, claro al ser la planta baja de la finca, ya de por si hay poca luz, si le instala al cliente un cenador de madera, la claridad es aún mayor.

En estos casos se puede poner una ventana de policarbonato o de metacrilato del largo que se quiera y que ocupe el ancho entra 2 vigas de madera laminadas, de esta forma se sigue teniendo luz, al mismo tiempo que se puede poner el porche de madera para salir a la galería y poder hacer las comidas, las cenas al aire libre, aprovechando que tenemos un clima fantástico para hacer vida fuera de casa.

Es una solución económica y práctica, ya que tenemos luz y tenemos el porche de madera para esar al a sombra, luego el techo sella con tela asfáltica y tégola, como el cualquier pérgola de madera que realizamos y ya no se moja el suelo tampoco