Realización de una valla de obra mediante bloques grises y enlucido de ambas caras, coronando con una loseta blanca y pintado el muro una vez se ha terminado el trabajo de albañilería. El trabajo se realizó en una vivienda del “Camp del Túria”, dentro del término de La Puebla de Vallbona, en Valencia.

Antes de empezar la realización de la valla de obra, se han cortado y retirado los cipreses, así como la valla metálica, para después empezar hacer una zanja de 30 x 30, que nos va a servir de base para la futura valla de obra.

Realizada la zanja, se introduce en la misma el hierro necesario que va hacer de esqueleto cuando rellenamos el agujero de hormigón, una vez seco el encofrado de obra, se puede empezar a levantar la valla de bloque.

Sobre el encofrado de la zanja rellena de hormigón, se han anclado varillas de hiero cada 3 metros, con el fin de dejar trabados los bloques con el Hierro, y esos bloques que coinciden con las varillas, se van rellenando de hormigón, haciendo con ello columnas internas que quedan integradas en la valla de obra, sin necesidad de crear relieves en las mismas.

En la imagen de la izquierda, podemos ver una pintura mural que han realizado y enviado nuestros clientes sobre la valla que, “Candel Pérgolas y Porches S. L.”,  le habíamos realizado.

Siguiendo con la construcción de la valla de obra, sobre la zapatilla realizada de hormigón, se van poniendo los bloque en lineas completas, para seguir con la siguiente linea, pero de forma trabada, que es como realmente hacen fuerza.

Seguimos montando lineas hasta la altura de 2, 20 metros, una vez terminadas, se rellenan de hormigón los huecos de los bloques donde estaban las varillas de hierro, haciendo de esta manera las columnas de obra internas de las que hablábamos con anterioridad.

Sobre la parte de arriba del muro, se pone una loseta blanca de 50 x 25, de acabado, para seguidamente empezar a enlucir ambas caras de la valla de obra, el enlucido, se realiza con arena fina y cemento, limpiando el enlucido hasta dejarlo fino.

Se dejan pasar unos días hasta que la obra se ha secado y se procede a pintar la valla de obra con pintura  especial de exteriores, a dos manos, dejando el trabajo terminado.

El trabajo de albañilería, se lo hemos realizado a unos clientes, que ya le habíamos realizado otros trabajos en su vivienda, exactamente, le habíamos realizado un cenador de madera en la terraza donde tienen la piscina, y como sabían, que aparte de hacer trabajos de carpintería, también realizábamos obras y reformas, han vuelto a solicitar nuestros servicios.

Terminada la realización de la valla de obra, se recogen los elementos de obra sobrantes y se limpia la parcela, dejando la misma preparada para el disfrute de los propietarios.