Valla de obra realizada en Masía de Traver, en Ribaroja del Turia. Valencia.

Para realizar la valla se pusieron de acuerdo los dos vecinos, pues es una valla de obra medianera, compartiendo gastos, la valla en origen era metálica, llena siempre de vegetación, que había que podar constantemente, dando poca intimidad.

Una vez levantada la valla de obra a base de bloque de 20 x 40, se clavan varillas de hierro de 16 mm. desde el suelo hasta arriba, posteriormente se rellenan de hormigón, haciendo un encofrado en su interior.

Esta sistema se repite cada tres metros lineales de valla de obra, con lo que se queda perfectamente anclada.

Una vez terminada la valla de obra, se procede al chapado de la misma, pero con piedra natural, “piedra alemana”, de fácil limpieza y con posibilidad de barnizarla, para realzar su belleza.

Antes de hacer la valla de obra, ya le habíamos realizado a uno de nuestros dos clientes hace 2 años un porche de madera en la terraza del chalet, incluyendo el chapado del suelo del cenador de madera.