Realización de valla de obra medianera y con acabado de mono capa fino, la valla se ha realizado poniéndose los dos vecino implicados de acuerdo, de esta manera han compartido los gastos de la misma. Trabajo de albañilería realizado en la urbanización “Montesano”, dentro del término municipal de San Antonio de Benageber, en Valencia.

Antes de empezar las obras se elimina la valla metálica que hay entre las 2 viviendas, dejando los postes de hierro que servirán junto a los demás hierros que pongamos nosotros, de columnas internas, al rellenarlas de hormigón, como explicaremos más adelante del artículo.

La Valla de obra-metálica en origen, tiene una altura de 40 cm. de alto de bloque de 200 x 40, y sobre ella, hay puesta una valla metálica, después de quitarla, vamos levantando con bloques de hormigón la nueva la valla de obra hasta 2,20 m. de alto que quieren los clientes

Una vez hemos puesto los bloques de hormigón de 200 x 40, trabados en las lineas y hasta la altura indicada, procedemos a rellenar los huecos internos de los bloques donde hemos puesto las varillas de hierro y también donde estaban los postes de la antigua valla metálica, de esta manera la valla de obra se queda perfectamente reforzada.

En la imagen de la izquierda se pueden ver los trabajos de albañilería en mitad de la faena, en el momento en que se está enluciendo de mono capa uno de los lados.

También se puede observar, como “Candel Pérgolas y Porches S.L”, ha tapado todo el jardín de césped artificial del cliente, con el objetivo de no ensuciar nada de la parcela donde realizamos la obras.

Terminado de poner los bloques de la valla de obra se corona la misma con una cenefa blanca, las baldosas se pegan con cemento cola blanco de exteriores.

Para finalizar el trabajo se trazan unas líneas maestras cada 2 metros en vertical y poder aplicar el mono capa, como enlucido final de la valla de obra.

Sobre las líneas verticales se va poniendo la pasta mono capa, el grueso final del mono capa, es de un 1 cm. aproximadamente.

El acabado de mono capa no requiere mantenimiento ni ser pintado, es un acabado definitivo.

Terminado el trabajo de albañilería, se recogen las herramientas y se retiran los objetos de la obra sobrante, con el fin de dejar la parcela del cliente limpia y preparada para ser utilizada, tal y como se puede ver en la imagen que da comienzo este artículo.