Terraza de madera tropical de Ipe para una piscina, trabajo de ebanistería realizado en la “colinas de Benageber, en Benageber. Valencia

Tal y como se aprecia en la imagen de portada, antes de hacer la terraza de madera tropical, les hemos realizado un porche de madera cogido a la pared a un agua con el techo de teja cerámica mixta.

Antes de empezar con los trabajos de carpintería, se desarrollan trabajos de albañilería que consisten realizar un encofrado de obra dejando los macarrones de luz preparados para los futuros focos. El encofrado está preparado para que cuando se ponga la madera tropical, en este caso madera de “Ipe”, esta, se quede a la altura del agua, con una moldura de acabado que coincide con la linea del nivel de agua de la piscina.

Terminada la obra con las pendientes que retiran por bajo y al exterior el agua, se empieza a rastrelar  con tablas cuperizadas y tratadas para el exterior.

Debido a  su gran dureza y densidad es una madera que tira y hace mucha fuerza sobre la madera rastrelada, es por eso que cuanto menos sea el espacio entre rastreles, mejor será el trabajo terminado en el futuro.

La forma de realizar el entarimado de madera,  es trabando las tablas entre ellas haciendo un dibujo lo mas simétrico posible, intentando que coincida un corte si y otro no sobre las lineas alternas, para posteriormente cogerlas mediante grapas y tornillos de acero inoxidable.

Las molduras y cantoneras de acabado, son del mismo material, para que todo el conjunto quede en armonía, es decir de madera de Ipe.

IMG-20150710-WA0005

Sobre estas lineas, les ofrecemos un detalle de la tarima exterior realizado a otro cliente,  donde se aprecian los escalones de acceso a la piscina, y las paredes verticales, realizadas también con madera tropical.

En cuanto al tratamiento de la madera, la tarima  tropical, está barnizado en su totalidad en “nogal claro” , dejando ver los nudos y las betas de la madera. La forma de proceder al barnizado es la siguiente, se le da una primera mano con el tono indicado, el cual hace más uniforme el material, al mismo tiempo que la protege de los rayos ultravioletas.

Para después dar una segunda mano de barniz incoloro de protección, a este último se le puede añadir a gusto del cliente, el barniz del tono de la primera pasada, según se quiera oscurecer más la madera.

Una vez terminado el tratamiento de la madera de la terraza de Ipe, se deja secar un día entero sin pisar sobre el, y recordar que como mínimo hay que hacer un tratamiento al año, para conservar la terraza de madera tropical como el día que “Candel Pérgolas y Porches S.L.”, terminaron el trabajo.

Finalizado el entarimado exterior, se procede a la limpieza de los trabajos realizados, dejando el chalet igual que antes de empezar a hacer el las obras , de esta manera le hemos suministrado a nuestro cliente, el servicio de carpintería, albañilería y de electricidad.

La tarima exterior tropical, en este caso Ipe, procede del continente Americano, de las zonas principalmente de Brasil y Paraguay, y se caracteriza por su belleza y por su dureza, ya que tiene gran densidad.