Terraza realizada de cemento impreso hasta la corona de la piscina, trabajo de obra realizado en la ” Urbanización Maravisa “, la Pobla de vallbona. Valencia.

“Candel pérgolas y porches S.L”, le propuso a su cliente , quitar la corona blanca de la piscina para ganar en amplitud y que no quedaran escalones, con el resultado que se muestra en la imagen principal del articulo.

Una vez terminado el hormigón impreso y después de limpiar el mismo mediante agua a presión, se procede al barnizado el cemento impreso con un líquido en base agua que absorbe el hormigón y se fija haciendo de mismo anti-deslizante, que es la mayor preocupación de los clientes, evitar los resbalones.

Sobre estas lineas les ofrecemos a nuestros futuros clientes como estaba la parcela antes de empezar los trabajos, en la que a parte de quitar la corona de la piscina, se rellena con escombros para que se quede el acceso a la misma sin escalones y todo en el mismo plano.

IMG_20150217_170419

El molde utilizado para hacer el cemento impreso es la “piedra inglesa” , imita a un suelo de gres de placas rectangulares de 60 x 40, lo cual hace que la terraza se vea más amplia, y al tener menos juntas conserva el cemento impreso  más limpio, todo lo comentado anteriormente, junto a que se ha puesto un marrón claro, nos facilita el mantenimiento de la terraza.

Para la corona de la piscina  y para el plato de ducha, hemos realizado el dibujo de  forma manual, claro esta con el mismo color que el resto de la obra.

Previamente a esta obra de hormigón impreso, ya le habíamos realizado en la parcela un porche de madera, con techo de tejas y también una pérgola de madera, a la que solamente le hemos puesto la estructura de la misma, es decir:

  • Las 4 columnas de madera laminada
  • 2 Cargadoras de madera de 160 x 160, de madera laminada y
  • 4 Viguetas de madera laminada también, pero de 160 x 80.

La hemos dejado preparada para poner un toldo sobre la pérgola de madera, que se desplaza sobre las viguetas de madera laminada de la estructura, las cuales le sirven de guía, para desplazar y recoger el toldo.

Para finalizar el trabajo, se procede a la limpieza de los trabajos realizados, de manera  que el cliente no tenga que preocuparse de nada, solo de disfrutar del trabajo solicitado.