Terraza de madera tropical, antes de poner las tablas, se ha realizado un encofrado de obra con desnivel del 1,5 %, para la salida de agua. Trabajo de albañilería combinado con trabajo de ebanistería realizado en una vivienda de La Eliana, en la provincia de Valencia.

La madera utilizada para realizar el trabajo de carpintería es la madera de “massaranduba”,  es una madera tropical de América central, Caribe y Centro América, muy utilizada como madera exterior por su alta densidad.

La “massaranuba”, de calidad aproximada las tablas de IPE. pero un poco más económica, ofreciendo el mismo resultado,  sacando un tono más oscura de la madera.

Para realizar la instalación del suelo de madera, “Candel pérgolas y porches S. L”,  realizó un encofrado  a nivel de la piscina, donde posteriormente se van poniendo los rastreles donde irán las tablas de madera tropical.

Los rastreles son de madera tratada y cuperizada, resistentes a la humedad, las grapas son de plástico de alta densidad del mismo color que la madera. En otras instalaciones también se utilizan grapas inox.

Como en todos los trabajos que quedan al exterior los tornillos utilizados son inox, con la ventaja que no se oxidan y permiten hacer futuras reparaciones o ampliaciones.

En los laterales se han dejado el cableado para dejar puesto “halógenos de Led”, con una iluminación perfecta cuando se hace de noche.

En la imagen de la izquierda vemos otra terraza de madera tropical, en este caso y a diferencia de la otra, se ha realizado con madera tropical de “Ipe”, también, en este trabajo se ha realizado un encofrado de obra previo a la instalación de la carpintería.

Los rastreles de madera, se tienen que poner en perpendicular al sentido que van las tablas futuras de madera del suelo.

La distancia entre los rastreles está calculada, de manera que divida y deje hacer un dibujo trabado de las tablas, con un máximo de 40 cm. de distancia entre ejes, siendo siempre aconsejable hacerlo, si el reparto de tablas te lo permite de de 30-35 cm. entre ejes.

Para realizar el encofrado de obra de una terraza de madera, se realizan los siguientes pasos:

  • Encofrado de 10 cm. de grosor.
  • Siempre bajo mallazo de hierro, para evitando grietas fururas.
  • Pendiente del 1,5%, en la solera de hormigón y en dirección contraria a los rastreles de madera, para permitir el desalojo del agua.

Una vez instalado el suelo, se procede a su tratamiento con un barniz de fondo subiendo el tono de la madera, que penetra en  la misma y posteriormente, un barniz al agua transparente de protección.