Realización de tarima de Ipe brasileño, para una terraza al lado de la piscina en “Torre en Conill”, Bétera. Valencia

Antes de instalar la tarima de madera, es decir el Ipe brasileño, se ha realizado el encofrado de obra al rededor de la piscina, con una pendiente del 1 %, para que se valla el agua por debajo de la tarima. La pendiente se corrige posteriormente con los rastreles de madera tratados para la humedad, de tal manera que la tarima de Ipe brasileña queda perfectamente a nivel.

Se trata de un cliente al que ya le habíamos instalado un porche de madera el año anterior, por lo que ha vuelto a solicitar nuestros servicios, ya que sabe que hacemos, obra, reformas y todo tipo de instalaciones en madera.

El secreto de un buen suelo de madera o entarimado, a parte de buen material es la separación de los rastreles que van perpendiculares al suelo de madera, ya que cuanto más juntos estén, más fuerza realizarán.

Se le da una primera  pasada de barniz con color más o menos oscuro, al gusto del cliente y después una segunda pasada de barniz incoloro de protección.

Una vez terminado el trabajo, se procede a la limpieza de los trabajos realizados, de manera  que el cliente no tenga que preocuparse de nada relacionado con la obra, solo de disfrutar del trabajo solicitado.