Realización de una reforma de una parte del chalé, en la que se ha construido una valla de obra, se ha realizado un suelo de piedra natural bajo solera de hormigón, una vez terminada la obra se instala un porche de madera cogido a la fachada de la casa y apoyado en la valla de obra que se ha realizado. Trabajos de carpintería y de albañilería realizados en una vivienda de situada en el término de La Eliana, Valencia.

Los trabajos empiezan con la eliminación y retirada de los cipreses, así como la retirada del césped y parte de tierra para secar un hueco donde quepa la solera de hormigón de 10 cm. de espesor, tal y como se puede ver en la foto situada en medio de este artículo.

La valla de obra se levanta con bloque de ra de 20 x 20 x 40, al que previamente se ha realizado una solera con hierro, una vez terminada la altura de la valla, se corona con teja, la misma que ponemos en el porche de madera y que también, tiene el tejado de la vivienda.

Para terminar de rematar la valla de obra, se enluce por ambas partes, chapando de piedra natural por fuera y por dentro a una altura de 70 cm. tal y como se puede ver en la imagen que da acceso a este artículo, para posteriormente pintar la valla por la parte que queda del enlucido de obra, una vez bien seco y después de terminar toda la obra.

Retiramos los cipreses y la valla metálica y obra.

En la imagen de la izquierda, podemos ver el jardín justo el día que “Candel Pérgolas y Porches S. L.”, empieza las obras, dónde se ve el césped y la valla de cipreses.

Terminada la valla y esperando que seque el enlucido de la misma, empezamos a retirar la tierra para hacer el encofrado de hormigón de 10 cm. de espesor.

Una vez seco el hormigón, se chapa toda la superficie con piedra natural y se rejunta la misma.

Terminada la obra, empezamos con los trabajos de carpintería, que han consistido en la realización del porche de madera con teja cogido a la fachada de la casa y apoyado sobre la valla de obra que terminamos de realizar.

Sobre las columnas de obra de la valla, se a insertado la cargadora de madera laminada, donde van apoyadas el resto de viguetas de madera que forman el techo de la estructura. Las viguetas de madera anteriores, por el otro lado, se han introducido en el interior de la fachada (falcadas en la obra).

Después, sobre la parte de arriba de las viguetas de madera, se van insertando las tablas de madera machihembrada de 2 cm. de grueso por 14 cm. de ancho de lama, para luego seguidamente sellar mediante calor y por la parte de arriba del techado, la tela asfáltica.

La tela bituminosa (tela asfáltica), es del tipo “rugosa”, lo que nos permite pegar las tejas cerámicas con espuma de poliestireno expandido, de esta manera le introducimos menos peso al tejado, rematando con cemento, las tejas laterales y el encuentro con la fachada de la casa.

También le hemos desmontado, adecuado y ubicado debajo del porche de madera, una barbacoa de obra que tenía anteriormente el cliente, a la que le hemos realizado en obra, unas bancadas de mármol con puertas de madera, tal y como se puede ver en la foto que da acceso a este artículo.