La mayoría de los porches  de madera que realizamos a nuestros clientes, son con columnas de madera laminada que van encofradas al suelo o bien sujetas con marcos de madera  inglete.

Pero en otros casos, el cliente tiene el chalet o detalles del mismo de la fachada o de la valla con ladrillos de obra cara vista, por lo que nos solicitan que las columnas  se las hagamos al juego con la vivienda.

En “Candel Pérgolas y Porches S.L.”, se instalan y construyen en madera u obra porches de madera con columnas de madera laminada y con columnas de obra.

Las columnas de obra pueden ser:

  • De bloque hueco, por ejemplo de 30 x 30
  • Con ladrillos de obra cara vista, de diferentes modelos.
  • De bloque de acabado, tipo “Plit”.

Los bloques  de obra, se pueden finalizar mediante el chapado de piedra o con alicatado de azulejos.

Pero en este articulo vamos a ver como se realiza una columna de obra cara vista paso por paso:

  • Se realiza un encofrado de obra en el caso que vaya al suelo de tierra
  • Si va anclada a un hormigón o chapado, se practican varias perforaciones con la broca.
  • Sobre el encofrado o las perforaciones se ponen varillas de hierro.
  • Conforme se va subiendo las filas de ladrillos que construyen las columnas, se va incorporando el hormigón de obra en las mismas.
  • Así hasta llegar al capitel de madera que lo unirá con el futuro porche de madera.

1420820754917

Sobre esta imagen que sigue a continuación, se puede ver el momento cuando unimos el capitel de madera con la columna de obra cara vista. Para ello el hormigón debe estar rebosando hasta el último ladrillo de obra cara vista.

El número de las varillas de hierro, irá en función del grosor de la columna de obra y las cargas que tiene que soportar, no es lo mismo un porche con tejas cerámicas que una pérgola de madera, es decir una estructura de madera.

Las varillas de hierro, tiene que quedar lo más centradas posibles dentro del encofrado, ya que son el esqueleto que ensambla con el hormigón (Cemento, graba y arena).

Para unir la madera con el ladrillo de obra, se clavan en la parte interior del mismo clavos de 10 cm. De longitud, los clavos hacen de nexo de unión entre la madera y la obra.