Conjunto de porche de madera con el techo de placas de tégola y con el suelo entarimado de madera en toda su base. Trabajo de carpintería y ebanistería realizado en la terraza de la piscina de un chalé situado en el término de La Eliana, en Valencia.

Los trabajos de carpintería empiezan con la instalación de las 4 columnas de madera laminada de 140 x 140 sobre la terraza de gres., una vez falcadas al suelo, se atornillan sobre la parte de arriba de las mismas los capiteles de madera que sirven de nexo de unión con las dos cargadoras principales.

Los capiteles de madera se atornillan de arriba abajo hacía las columnas y después desde el saliente del mismo, se atornillan desde abajo arriba hacía la cargadora de madera laminada.

Entre las dos cargadoras madera laminada de 140 x 140, hay una diferencia de pendiente para hacer la caída de las aguas a hacía uno de los dos lados, que se calcula en función de la longitud de las viguetas, en este caso se han puesto 7 viguetas de madera laminada de 140 x 80, separadas a una distancia equidistante entre ellas de 75-80 cm, las viguetas se atornillan sobre las cargadoras mediante tornillos de fondo.

Una vez está la estructura de vigas, columnas y cargadoras, se van poniendo las tablas de madera machihembrado para ir haciendo el techo de madera, sobre el cual, se va sellando la tela asfáltica mediante la aplicación de calor, sellando e impermeabilizando la pérgola de madera.

Terminado de sellar la tela asfáltica bituminosa se van pegando las placas de tégola, (teja americana), de esta manera se finaliza el trabajo de la pérgola y podemos empezar con el entarimado del suelo, que va tener la misma superficie que el techo del porche de madera.

Vista lateral del cenador de madera donde “Candel pérgolas y Porches S. L”, ha realizado también el entarimado del suelo.

Antes de poner las tablas de tarima cuperizada de pino, se rastrela la superficie a entarimar, al mismo tiempo que se nivela, de esta forma, el suelo de madera quedará a nivel y el agua pasará por abajo que está en desnivel.

En el rastrelado del suelo, se hace un perímetro de madera a inglete para enmarcar todo el conjunto en él. Las tablas del suelo se van atornillando mediante grapas inoxidables (inox), que sujetan las lamas de madera por ambos lados, dejando una junta de medio centímetro entre ellas.

Tanto la madera de abeto del porche de madera, como el suelo entarimado, está barnizado del mismo color, la madera se barniza en nuestras instalaciones, por lo que cuando llegamos a casa del cliente, solo hay que repasar algún desperfecto, el proceso de barnizado ha sido el siguiente para ambas cosas:

  • Una primera pasada de barniz en el tono de madera elegido por los clientes, en este caso “Nogal oscuro”.
  • Una segunda mano de barniz incoloro de protección a la luz y al agua.

Ambos productos son en base agua, sin disolventes y de fácil aplicación, también se pede mezclar entre ellos si queremos que el tono elegido sea un poco más oscuro, viendo menos los nudos y las vetas de la madera.

Entre la tela asfáltica del techo del porche de madera y la madera machihembrado del techo de la pérgola de madera, hemos pasado los cables de luz para poner luces en el techo, evitando que posteriormente se vean los cables, bajando por una de las columnas de madera laminada, donde va un enchufe y un interruptor.