Porche de obra cogido a pared y enlucido de obra mediante la técnica de mono capa grueso, trabajo de albañilería realizado en la viviendo de nuestro clientes situada en el termino municipal de San Antonio de Benageber, en Valencia.

Se parte la construcción mediante las columnas de obra de 30 x 30 en bloque hueco, que sirve posteriormente para rellenarlo de hormigón ( cemento,arena y grava). Antes de empezar a subir los bloques de las dos columnas, se practican unas perforaciones en el hueco interior donde se va a rellenar de hormigón, y se insertan las varillas de hierro, que constituyen el esqueleto del encofrado, el cual le da la consistencia necesaria.

En una de las columnas de deja el tubo corrugado por donde pasamos el macarrón de luz, del interruptor de la columna a las luces del techo, de forma que el electricista solo tiene que pasar el cableado a través de dicho tubo, sin obras posteriores.

Terminadas las columnas, se ponen sobre ellas la cargadora de hormigón, entre esta cargadora y la pared, se van insertando las viguetas del techo, también de hormigón, pero estas últimas, se falcan por un lado a la pared de la fachada y por el otro lado se quedan apoyadas sobre la cargadora principal de las dos columnas, tal y como decíamos anteriormente, utilizando la misma técnica que cuando hacemos los porches de madera.

Las viguetas van separadas a la medida de las bobadillas, una vez instaladas la mismas,  se pone un mallazo de hierro sobre ellas y se realiza un encofrado de 8 cm. De grosor.
Sombrero de obra con ladrillo de panal, para muro del techo.

En la imagen de la izquierda se puede ver el trabajo a mitad construcción con las columnas y el techo terminados, justo en el momento que se están poniendo los ladrillos de panal sobre la parte de arriba del porche de obra, que hacen de sombrero para hacer un doble techo, saliendo el agua por las dos claraboyas .

Este muro sobre el techo, está realizado para continuar la estética rectilínea de la vivienda.

Una vez terminado el encofrado de hormigón del techo se sella mediante calor la tela asfáltica bituminosa, que impermeabilizará la estructura de obra. Sobre la misma, se puede dejar así ya que tiene una acabado especial rugoso o poner una capa de gravilla.

Una vez terminada la construcción del porche de obra se empieza a enlucir de mono capa, en este caso del tipo grueso, todas las paredes y columnas, incluido el techo.

A parte de realizar la obras del porche, ” Candel Pérgolas y Porches S.L”, le ha dejado la instalación eléctrica mediante dos puntos de luz en el techo, un interruptor y un enchufe, todo cogido de la corriente de la casa, para dar mejor servicio a nuestros clientes.