Porche de madera para aparcar los coches a la entrada de la casa, trabajo de carpintería realizado en la Urbanización Montesano, perteneciente al termino municipal de San Antonio de Benageber, en Benageber. Valencia.

Se trata de un porche de madera que “Candel Pérgolas y Porches S.L” ha realizado en estilo moderno, cogido por un lado a la fachada de la casa, donde se apoyan sobre una cargadora atornillada a la vivienda. Y por el otro lado, las cargadoras se sujetan sobre varias semi-columnas, ( columnas que no llegan al suelo), la mitad de la columna se sujetan sobre la mediana y la otra desciende para ser atornillada al muro de obra, de esta manera ahorramos espacio para la apertura de puertas de los coches.

El porche de madera se ha realizado en estilo moderno, no solo por la combinación de colores, sino también por la ausencia de capiteles y cortes de vigas curvos. 
Columnas que no llegan al suelo

En este caso la pérgola de madera, es decir, la estructura de madera que forman las columnas, cargadoras y viguetas están barnizadas de color gris  y el techo de madera machihembrada del porche de madera está barnizado en blanco,dejando ver los nudos y las betas de la madera.

El color gris empleado para barnizar la madera es el “ral” del color de las ventanas y las puertas de la casa haciendo juego todo el conjunto y el blanco de las madera machihembrada hace juego con el techo y las paredes de la vivienda haciendo un conjunto de acabado igual que el resto de la casa.

La forma de proceder al barnizado de la madera es como sigue: le damos una primera pasada de barniz en tono gris para la estructura y en  blanco para el techo, después, una segunda pasada de barniz incoloro de protección, a este último se le puede añadir a gusto del cliente, el tono de barniz  de la primera pasada, según se quieran resaltar más o menos los nudos y las betas de la madera.

La madera machihembrada es de 2 cm. De grosor por 14 cm. De ancho de lama y se va cosiendo mediante tornillos sobre las viguetas de madera laminada de la Pérgola de madera.

Una vez puesto el techo de madera, se sella mediante calor la tela asfáltica rugosa de color negro, la tela bituminosa es especial para acabados ya que puede permanecer al exterior con las inclemencias climáticas.

Terminado el trabajo de construcción o de instalación del porche de madera, se procede a a recoger las herramientas y a limpiar la zona donde se han realizado los trabajos de carpintería, dejando el espacio libre para uso de los clientes.