Porche de madera y obra combinado y calculado para dejar dos plazas en paralelo, el techo por dentro es de madera, mientras que las tejas cerámicas y las columnas son de obra. El garaje se ha realizado en un chalé situado dentro del término municipal de La Eliana, en Valencia.

La estructura de madera empieza con la construcción de los 4 pilares de obra cara vista, para los cuales se han utilizado ladrillos cara vista del 4 cm. de grueso, pegados entre ellos con arena y cemento blanco.

Las columnas son de 40 x 40, en su interior hay varias varillas de hierro, conforme se ca construyendo la columnas, en el hueco que se crea en el interior donde están las varillas de hierro, se va rellenando de hormigón, hasta la llegada del capitel de madera, elemento que va hacer de unión entre la madera y la obra.

Tal y como vemos en la foto de la portada, la columna de obra finaliza con el capitel de madera, el cual se dota de clavos que se introducen en el hormigón, fijando el mismo a la obra, una vez seco empiezan los trabajos de carpintería, para los cuales se introducen las dos vigas cargadoras principales de 240 x 200, las cuales se atornillan a su vez al capitel, pero esta vez por la parte de arriba.

En la imagen de la izquierda, vemos el porche de madera y obra en una vista general, con uno de los coches del cliente en su interior y sobre una base de hormigón impreso.

Continuando con la instalación del porche, sobre las 2 vigas cargadoras principales se van atornillando en perpendicular a ambas y a una distancia de 75-80 cm. entre ejes de las mismas, las viguetas  que forman la estructura del porche de madera de 200 x 100, las cuales tienen una longitud de 7 m. cada una.

Una vez tenemos la estructura de madera o pérgola de madera con las columnas de obra cara vista, empezamos a cerrar el techo con madera machihembrado, la madera de abeto machihembrada tiene 2 cm. de grueso por 15 cm. de ancho de lama, y se va introduciendo el macho sobre la hembra de manera perpendicular a las 7 viguetas de madera laminada, también de abeto, hasta completar todo el techo.

Por la parte de arriba del techo del porche de madera, se va sellando la tela asfáltica, la impermeabilización, se realiza con la aplicación de calor, ya que el sellado deja la estructura completamente estanca y aísla la pérgola de madera del agua.

La tela asfáltica que emplea «Candel Pérgolas y Porches S. L.», es rugosa y especial para poder pegar y trabajar sobre ella con seguridad los trabajadores, sobre la misma, se puede ir pegando las tejas cerámicas de obra mediante la aplicación de espuma de poliestireno.

Las tejas de obra laterales y traseras, se pegan con espuma de poliestireno también, pero se rematan de obra (cemento y arena).

Tanto la madera machihembrada, como la estructura del porche de madera que forman la vigas y viguetas, son de madera de abeto. La madera de abeto viene importada de países del norte de Europa, respetuosos con el medio ambiente y la tala controlada de cultivos de abeto, destinado a estos usos.

La madera de abeto permite el barnizado y el tinte de la misma con barnices en base agua, sin aplicación de disolventes, más contaminantes y difíciles de limpiar. El barnizado se ha realizado de la siguiente manera:

  • Una primera mano de barniz con el tono elegido por los clientes, entre una amplia gama de colores que le hemos ofrecido.
  • Después, una segunda pasada de barniz incoloro de protección a agua y a la luz.

El porche de madera y obra combinado, como hemos visto empieza con la construcción de las columnas de obra, después continuamos con los trabajos de carpintería, para mas tarde finalizar de nuevo con el techo de teja de obra.