Porche de obra cogido a pared, trabajo de albañilería realizado a unos clientes que previamente les habíamos realizado una valla de obra, que casualmente también se ve al fondo de la imagen, la construcción de ambos trabajos ha sido realizada en una vivienda de La Eliana, provincia de Valencia.

La construcción del porche de obra comienza con las columnas de bloque de 30 x 30 huecos, en el interior de los cuales, se insertan varias varillas de hierro, de tal forma que mientras vamos subiendo con los bloques, las mismas se quedan en el centro de las columnas, una vez terminadas las columnas de obra, se rellenan las mismas con hormigón (cemento, grava y arena).

Una vez seco el hormigón de las columnas de obra, se ponen sobre ellas una cargadora doble de hormigón de 180 x 80, y encima de esta, se depositan las viguetas de obra, también de hormigón.

Vista lateral del porche de obra terminado y pintado.

Continuando con la construcción tal y como íbamos narrando, por una lado las viguetas de hormigón del techo se depositan sobre la cargadora, mientras que por el otro lado se insertan en la pared, para ello ya habíamos practicado en la misma unos agujeros, de tal manera que las vigas se meten dentro de la fachada.

Las viguetas de obra, se han instalado a la medida de las “bobadillas”, una vez completado todo el techo con las mismas, se inserta una mallazo de hierro y se hace un encofrado de obra de 6 cm. de espesor.

Sobre la parte de arriba del encofrado, se pega mediante calor la tela asfáltica rugosa, la tela bituminosa rugosa, se utiliza para dos funciones:

  • Impermeabilizar la cubierta, evitando que entre agua en la cubierta.
  • Al ser rugosa, permite coger las tejas con espuma de poliuretano, quitando mucho peso a la estructura.

Terminado de instalar las tejas cerámicas y para guardar similitud con el resto de la vivienda de obra de nuestros clientes, se pone una moldura de obra lateral, en vez de poner tejas laterales.

Después empezamos a enlucir los laterales, el techo y la cargadora del porche de obra, dejando el mismo preparado para secar.

En la parte interior del techo “Candel Pérgolas y Porches S.L” ha dejado los puntos de luz preparados para que un electricista, le instale los apliques de luz, de esta forma se evitan ver cables y obra posteriores.

Para terminar los trabajos de albañilería, una vez terminados los mismos, hemos dejado pasar unos días para proceder a su pintado, el cual ha consistido en dar dos pasadas de pintura especial para exteriores, con el mismo blanco que tenia el cliente en la vivienda.