Porche de madera en la terraza de un ático situado en una octavo piso, en el trabajo de carpintería se aprovechado el diseño de la terraza para no poner columnas de madera, por lo que por un lado, la estructura de madera se coge a la viga cargadora de la fachada y por el otro se apoya sobre la cornisa de obra. Trabajo de carpintería realizado en un ático en el centro de Valencia Capital.

Al estar la terraza a una altura superior a un cuarto piso, las vigas de madera laminadas y cargadoras, así como los paquetes de tablas machihembrados, se han subido contratando un servicio de mudanzas, el resto del material se sube con el ascensor.

Una vez el material está sobre la terraza de nuestro cliente, comenzamos con la instalación de la estructura de madera, la cual está diseñada para no utilizar columnas y dejar todo el espacio libre en la terraza de nuestros clientes.

Sobre la cargadora de obra de la fachada, así como sobre la cornisa se atornillan las cargadoras que sirven para sujetar las viguetas de madera laminada del techo 3,50 metros de largo y gruesos de 160 x 80, de esta manera dejamos todo el interior libre y sin columnas, tal y como comentábamos anteriormente.

Sobre la parte de arriba de las viguetas laminadas anteriores, se van atornillando las tablas de madera machihembrada de 2 cm. de grueso por 15 cm. de ancho de lama.

Como se puede ver en la foto que da comienzo a este artículo, el techo está barnizado en blanco y las viguetas de madera laminada y las cargadoras de gris claro, con ello conseguimos por un lado armonizar con los colores de la terraza y además, al ser ambos colores claros, ofrecer mayor luminosidad a la misma.

En la imagen de la izquierda, podemos ver el porche de madera cogido a ambas paredes desde el otro lado de la terraza y ver como se quedan los colores integrados en la misma, tal y como comentábamos anteriormente.

Siguiendo con el techo anterior y una vez puestas todas las tablas de madera machihembrada sobre las viguetas de madera laminada, “Candel Pérgolas y Porches S.L.”, sella con calor la tela asfáltica rugosa de acabado por encima del techo de madera del cenador de madera.

La tela asfáltica bituminosa, impermeabiliza la estructura de madera, evitando la entrada de agua, por los lados, se pliega por el interior del techo de madera la misma y se le atornilla una madera a modo de moldura, que evita la entrada de viento para que la misma no haga efecto vela.

Antes de llevar el porche de madera a los clientes, ya llevamos la madera tratada y barnizada, la forma de proceder al barnizado de toda la madera de abeto es la siguiente:

  • Le damos una primera pasada de barniz con el tono blanco y gris claro que hemos acordado previamente con el cliente.
  • Después, una segunda mano de barniz incoloro de protección.

Dependiendo del gusto del cliente y al ser ambos barnices en base agua, permiten su mezcla, por lo que en la segunda pasada de barniz incoloro, se puede poner un poco del barniz de color de la primera mano, si el cliente quiere subir el tono del color.