Porche de madera con techo de placas de tégola en dos tonos de grises estilo moderno, tal y como nos solicitaban nuestros clientes que tienen su vivienda situada en un adosado perteneciente al termino municipal de San Antonio de Benageber. En Valencia.

 

El cliente nos solicitaba que el porche quedara integrado dentro de la estructura de la casa, por lo que el tono elegido tanto para las vigas de madera, así como las columnas, cargadoras y viguetas de madera laminada, a sido el gris intermedio correspondiente al “ral” de las ventanas y valla metálicas.

Mientras que el techo de madera machihembrado, se ha barnizado en un tono gris muy claro, de esta forma combinan ambos colores en una perfecta armonía.

“Candel Pérgolas y Porches S.L.”, le ha realizado la instalación de la luz, así como la instalación de un ventilador, quedando el cableado entre la madera machihembrada del techo de madera y la tela asfáltica.

En la foto de la izquierda, se puede ver el interior de la estructura de madera con el ventilador en el techo perfectamente integrado con los colores del porche de madera, así como el mobiliario que han comprado los clientes.

Como comentábamos con anterioridad, el porche de madera está barnizado en tonos claros, dejando ver los nudos y las betas de la madera.

La forma de proceder al barnizado de la madera es la siguiente, se le da una primera pasada en gris y después una segunda pasada de barniz incoloro de protección, a este último se le puede añadir a gusto del cliente, el barniz de la primera pasada, según se quieran resaltar el tono de la madera.

Al ser un chalé de estilo moderno sin tejas, se tomo la decisión de poner placas de tégola, también conocidas como taja americana, están realizadas de un material bituminoso rígido, a diferencia de la tela asfáltica, que es flexible. De todas manera, antes de poner las placas de tégola, se ha sellado sobre la parte de arriba del techo de madera, la tela asfáltica, con el fin de impermeabilizar la pérgola de madera.

La tela asfáltica se sella mediante calor y posteriormente se remata con una moldura perimetral de madera que consiste en una tabla de 2 cm. De grueso por 5 cm. De ancho, que evita que entra el aire, haciendo el sistema duradero.

 Terminado el trabajo se recoge las herramientas y se limpia a parcela, dejando la vivienda de nuestros clientes lista para el disfrute de la misma.