Porche de madera con tejas de cerámicas cogido a la pared, trabajo da carpintería realizado en la urbanización “Colinas de Benageber”. Benageber. Valencia

El Porche de madera cogido a la pared, hace la función de Cenador de madera, al estar adosado a la fachada de la casa y a la salida de la cocina de la vivienda.

El porche de madera tiene unas dimensiones de 12 metros de largo por 3,50 metros de ancho y está realizado en 2 alturas diferentes, creando un escalón de 30 cm. Entre ambos techos de madera, tal y como se aprecia en la imagen de portada.

La estructura de madera está formada por:

  • 3 Columnas de 160 x 160, una de ellas 30 cm. Más bajita, que hace la división del paellero de obra.
  • 1 Cargadora de madera laminada de 160 x 160, que se apoya sobre las 3 columnas anteriores, y la que el lado derecho del misma, se inserta en la fachada de obra de la casa.
  • 15 Viguetas, también de madera laminada de 160 x 80, cortadas en punta a medio inglete y de 3, 50 m. de longitud.
  • 42 metros cuadrados de madera machihembrada de 14 cm. De ancho de lama y 2 cm. De grosor.

Una vez terminado el techo de madera machihembrada, se sella mediante calor la tela asfáltica para impermeabilizar la cubierta, entre ambas superficies, es decir, entre la tela asfáltica y la madera machihembrada se han instalado el cableado para sacar 3 puntos de luz en el techo.

IMG-20151112-WA0004

Sobre estas lineas les mostramos a nuestro futuros clientes el detalle del porche de madera desde el interior del mismo, donde se aprecia un punto de la pre-instalación de la luz.

También se puede ver el capitel de madera central, que hace de nexo de unión entre la columna de madera del porche y la cargadora de madera laminada.

El techo del porche de madera, se remata con teja cerámica mixta cogida con espuma de poliuretano y rematado el perímetro del cenador de madera con obra, es decir las juntas con cemento y arena.

Terminado el trabajo de carpintería y el trabajo de albañilería combinado se procede a la recogida y limpieza de la vivienda, dejando el chalet como estaba antes de empezar el proyecto.