Porche de madera cogido a la fachada de la terraza, toda la madera está barnizada en blanco y el acabado del techo es en teja de obra mixta. Trabajo de carpintería y de albañilería combinados y realizados en una vivienda situada en el término municipal de Bétera, Valencia.

La instalación de la estructura de madera comienza con el anclaje de las 3 columnas de madera laminadas de 160 x 160,  sobre el chapado de gres de la terraza.

Sobre las columnas de madera, se insertan por la parte de arriba, los capiteles de madera también, que hacen de nexo de unión con la viga central cargadora , al mismo tiempo que sirven para embellecer la estructura.

Al mismo tiempo, sobre la fachada de la vivienda, se inserta una viga sobre la pared, en paralelo a la otra cargadora de las columnas, pero 40 cm. más alta, y entre ambas cargadoras, se van depositando y atornillando las viguetas de madera laminada que forman la estructura del techo del futuro porche de madera.

Las viguetas de madera laminadas de 160 x 80, se van depositando y atornillando a una distancia aproximada de 80 cm. entre ejes de las mismas, esta distancia puede variar unos centímetros dependiendo del reparto y la distancia de la estructura de madera.

En la imagen de la izquierda, podemos ver en detalle cómo «Candel Pérgolas y Porches S. L.», realiza las columnas, con su base de madera y su capitel de madera también, tal y como mencionábamos con anterioridad.

También podemos ver el vuelo lateral de la cargadora de madera laminada principal del porche de madera, es decir la de 160 x 160, así como el saliente de las viguetas de madera laminada de 160 x 80, que forman la estructura de techo.

Cómo se aprecia en la foto, le hemos puesto teja lateral para por una parte embellecer la estructura, al mismo tiempo que se protege la entrada de agua lateral, evitando que deteriore el interior de la estructura.

Siguiendo con la instalación de la pérgola de madera, sobre las viguetas de madera del techo, se van poniendo las tablas de madera machihembrada que cierran la estructura de madera, estas tienen un grosor de 2 cm. y un ancho de lama de 15 cm.

Por la parte de arriba del techo, se deposita la tela asfáltica rugosa, la cual se sella aplicando calor a misma, esta tela bituminosa, es la encargada de aislar el porche de madera de la entrada de agua, y es debido a su superficie rugosa, que resulta ideal para pegar mediante espuma de poliestireno, las tejas de obra cerámicas sobre ella.

Las tejas laterales y las que se insertan en la fachada, también se ponen con espuma de poliestireno, pero en este caso ambas se rematan con obra, es decir, cemento y arena.

El color utilizado para el barnizado del porche de madera ha siso el blanco, que dependiendo de la técnica que se emplee, se pueden resaltar mas o menos la intensidad del blanco, viendo en mayor a menor medida los nudos y betas de las madera.

La forma de proceder al barnizado es la que sigue, si los clientes quieren ver mas o menos los nudos de la madera:

  • Se le da una primera mano de barniz blanco especial para la madera.
  • Después, una segunda pasada de barniz incoloro de protección.

En el supuesto que los clientes quieran un blanco opaco, en la segunda mano de incoloro, se le puede añadir el blanco de la primera pasada, ya que ambos productos son en «base agua» y se pueden mezclar.