Porche de madera pintado de banco y cogido a la pared, con placas de tégola (teja americana) en la parte de arriba del techo. Trabajo de carpintería realizado en una vivienda situada en el termino municipal de Torrente, para ser más precisos en la urbanización «Colonia blanca», cerca de Picassent, Valencia.

El chalé donde hemos realizado los trabajos de ebanistería tiene la fachada de obra enlucida y pintada de blanco, el cliente quería un porche de madera, pero que quedara integrado en la vivienda, es por eso que «Candel Pérgolas y Porches S. L.», le propuso barnizar la madera en blanco.

Para el barnizado de la madera en blanco, se utiliza la misma técnica que cuando barnizamos el porche de madera en tonos «castaño», «nogal», «Teka», «roble», etc. Es decir:

  • Primero le damos una pasada con el color que han elegido los clientes, en este cenador de madera, ha sido el blanco.
  • Después, una segunda mano de barniz incoloro de protección.

Ambos productos son solubles en agua, sin disolventes, motivo por el cual, se pueden mezclar entre ellos, y es por eso, que si queremos oscurecer el tono del color elegido, en la segunda pasada, se le añaden poco de color de la primera mano.

En la imagen de la izquierda, podemos ver el mismo porche de madera, pero por el lado que está cogido a la fachada de la terraza obra de la vivienda.

En ambas fotos se pueden ver los cables de luz que hemos dejado preparados en el techo para los futuros puntos de luz, de esta forma, el cableado se queda entre el techo de madera machihembrado y la tela asfáltica, quedando la instalación eléctrica aislada y protegida, al mismo tiempo que ocultos los cables a la vista.

Sobre la parte de arriba del techo, se ha impermeabilizado la cubierta con tela asfáltica, la tela bituminosa, se ha introducido en la fachada de la pared mediante un corte longitudinal y sellado con silicona, de esta forma aseguramos la entrada de agua a la cubierta de madera.

El porche de madera lleva por orden de montaje los siguientes elementos de madera:

  • 2 Columnas de madera laminada de 160 x 160, de 2,50 metros de alto.
  • 2 Marcos de madera atornillados al suelo.
  • 2 Capiteles de madera de 8 cm. de grosor.
  • 1 Cargadora de 6 metros de largo de madera, atornillada a la fachada de obra de la vivienda.
  • Otra cargadora de madera laminada del mismo largo pero de madera laminada de 160 x 160.
  • 6 Viguetas de madera laminada de 160 x 80, de 4 metros de largo.
  • 24 Metros cuadrados de madera machihembrada.
  • Varias molduras de madera de acabado.

Los capiteles de madera hacen de nexo de unión entre la cargadora principal y las 2 columnas de madera laminadas  del porche de madera y están doblemente atornillados, primero del capitel a la columna en dirección hacia abajo y después del capitel de madera hacia la cargadora en dirección ascendente.

Lsa viguetas de madera laminada de 160 x 80, están repartidas entre ambas cargadoras, la de la fachada de obra y la de la cargadora principal de 160 x 160, de manera equidistante entre ellas, más o menos a una distancia de 75-80 cm. dependiendo del reparto-distancia.

La madera machihembrada es de madera de abeto de 2 cm. de grueso y 15 cm. de ancho de lama y se va introduciendo el macho en la hembra hasta completar el techo, al ser machihembrada permite la dilatación y el movimiento de la cubriera de madera, evitando que agriete por movimientos de contracción.

La madera machihembrada y la madera laminada son ambas de madera de abeto, que procede de países del norte de Europa, respetuosas con el medio ambiente Y que siguen la técnica de cortar y replantar de nuevo, haciendo cultivos forestales que preservan la naturaleza y crean empleo.