Cenador de madera a 4 aguas y de 4 columnas de obra, trabajo combinado de carpintería y trabajo de albañilería realizado en una chalé de La Eliana. Valencia.

El porche de madera y obra se empieza por la parte de albañilería, es decir por las 4 columnas de obra, se han realizado con bloques huecos de 30 x 30, en su interior se han puesto varias varillas de hierro de 18 mm. Atornilladas al suelo de obra y llegando hasta la altura de 2,20, donde se sitúa el capitel de madera.

El interior de la columna de obra donde están las varillas, se rellena de  hormigón también hasta la altura del capitel de madera, en la parte inferior del capitel de madera, se clavan tachas de hierro de 15 cm. De longitud de forma que se quedan dentro del hormigón haciendo de nexo de unión entre la madera y la obra, cuando se seca el hormigón de dentro de la columna de obra.

Sobre los 4 capiteles de madera se insertan las 4 vigas cargadoras de madera laminada de 200 x 200 y sobre se instalan las 4 vigas centrales que van a formar la estructura o armazón de la cubierta de madera hasta un punto central, y a partir de cada una de estas vigas, se van insertando el resto de viguetas laminadas que formas las 4 aguas del porche de madera.

 

20161013_154411

Formada la estructura de madera con todas las viguetas de madera laminada, se empiezan a insertar las tablas de madera machihembrada del techo tal y como se ve en la imagen izquierda.

En ella se pude ver los bloques de obra que forman las columnas de obra que hablábamos con anterioridad y también el chapado de piedra natural en la base de las mismas.

Terminado el techo de madera, se sella mediante calor la tela asfáltica, la tela bituminosa es rugosa y especial para el siguiente paso en el proceso de desarrollo del porche de madera, ya que las tejas cerámicas mixtas se sellan a la misma con espuma de poliuretano.

Entre la tela asfáltica y el techo de madera machihembrado, hemos dejado los cables que darán la luz a una lampara central y a un enchufe, de esta forma los cables quedan ocultos de la vista y al mismo tiempo protegidos de las inclemencias climáticas.

Disponemos de  un amplia gama de colores para barnizar el porche de madera, que combinen mejor en su casa, que nosotros mismos le mostramos a nuestros clientes antes de empezar a realizar sus trabajos de carpintería y ebanistería, en este caso el cliente ha elegido el color “castaño”, dando un aspecto rústico a juego con la casa.

El  cenador de madera y obra, se ha finalizado con el sellado de cemento de las tejas morunas que formas las vertientes de las 4 aguas, al igual que la base de las tejas, dando un acabado de limpieza y estética.