Revestimiento de piedra en un chalet en «Masia de Traver», Ribaroja del Turia. Con poca obra, proporciona a la vivienda un valor añadido y estético.

 

Se trata de placas de piedra artificial que se asemejan bastante a la piedra de travertino, disponible en varios tonos.

 

En este caso el chalet tenia colores cálidos, por eso se opto por un material en tonos crema. La obra se remata con una cenefa del mismo material.

Es una solución para evitar las humedades de las pared de la casa y no tener que estar pintando cada 3-4 años. otra ventaja que tiene es que no se ensucia mucho el chalet, como suele pasar cuando haces reformas, ya que se ponen con cemento cola de exteriores y luego se realizan las juntas en tonos pastel.

Le da un valor estético a la casa importante y lo que es más interesante resulta económico con respecto a otras soluciones. ah! si esta bien hecho es definitivo.