Pérgola de madera laminada preparada para poner el toldo tal y como se muestra en la imagen de portada del árticulo, trabajo realizado en “Puerto de Sagunto”. Valencia

La pérgola de madera, es decir, la estructura de madera laminada, está formada por 4 columnas de madera, a la misma altura de 160 x 160, 2 cargadoras de madera laminada del mismo grosor que las columnas y 4 viguetas de madera laminada de 160 x 80, también de madera laminada.

Las columnas y las cargadoras están unidas por 4 capiteles de madera, que aparte de embellecer, sirven de nexo de unión entre ambas, de forma que el capitel va atornillado a la columna y la cargadora se atornilla al capitel.

Para el anclaje del porche de madera, se han realizado unos encofrados de 40 x 40, donde se han clavado unas garras a la columna de madera, haciendo de unión entre el hormigón y la madera, la parte de la madera enterrada en la obra, se trata previamente con alquitrán.

img_20150330_111443

Les mostramos a nuestros futuros clientes otra imagen de la pérgola de madera, antes de instalar el toldo, donde se aprecia también la obra de hormigón impreso que le realizamos con anterioridad, a la instalación de la pérgola de madera.

También se aprecia la celosía lateral de madera, que se ha instalado entre las 2 columnas y la cargadora de madera laminada, de forma que de intimidad con el vecino, la celosía de madera, se ha instalado mediante molduras de madera a “modo de sándwich”.

En lo referente al barnizado, ya que va a permanecer a la intemperie, la pérgola de madera, está barnizada en su totalidad de “color castaño” , dejando ver los nudos y las betas de la madera. La forma de proceder al barnizado de la madera es la siguiente, se le da una primera  pasada de barniz en el tono elegido por el cliente y después una segunda pasada de barniz incoloro de protección, a este último se le puede añadir a gusto del cliente, el barniz de “color castaño” de la primera pasada, según se quieran resaltar más o menos los nudos y las betas de la madera.

Una vez realizado el trabajo, se procede a recoger la maquinaria y a limpiar los restos de carpintería, dejando la vivienda como antes de comenzar los trabajos.