Pérgola de madera, a la cual se ha instalado posteriormente un toldo de lona, trabajo de ebanistería realizado en “La Cañada”. Paterna. En  Valencia.

La estructura de madera, se la hemos realizado a un cliente que ya le habíamos instalado en la parcela de su chalet un porche de madera con el techo de teja, en la parte de la terraza, junto a la piscina, donde  también “Candel Pérgolas y porches S.L.”, le había realizado una tarima de madera tropical, ( madera  de Ipe).

La pérgola de madera o estructura consta de:

  • 4 Columnas de madera laminada de 160 x 160
  • 4 Capiteles de 8 cm. de grosor, también de madera.
  • 5 Viguetas de madera laminada de 160 x 80 y
  • 2 Cargadoras de 160 x 160, de 4 metros de longitud.

Las columnas de la estructura, se han falcado al suelo como cuando hacemos un porche de madera o un cenador de madera, es decir haciendo un encofrado de 40 x 40 y rellenando el mismo de hormigón.

En lo referente al barnizado y tratamiento de la madera, se ha  barnizado en su totalidad en de “Castaño” , dejando ver los nudos y las betas de la madera.

La forma de proceder al barnizado de la madera es la siguiente, se le da una primera  pasada de barniz en el color elegido por el cliente, en este caso el color “castaño” y después una segunda mano de barniz incoloro de protección, pudiendo añadir a gusto del cliente, el barniz “castaño” de la primera pasada, según se quieran subir o mantener el tono del color elegido.

IMG_20160121_123111
Pérgola-Estructura-Toldo

Disponemos de  un amplia gama de colores para barnizar la pérgolas  de madera, que combinen mejor en su casa, que nosotros mismos le mostramos a nuestros clientes antes de empezar a realizar los trabajos de carpintería.

La estructura de madera se ha realizado sin pendiente, es decir, con las 4 columnas de madera a la misma altura y el toldo de lona, se desplaza por la misma, sobre las guías instaladas en la cargadora.

Para finalizar el trabajo, se procede a la limpieza de los trabajos realizados, de manera  que el cliente no tenga que preocuparse de nada relacionado con la obra, solo de disfrutar del trabajo encargado.