Realización de una terraza con gres porcelánico, donde hemos construido un paellero de obra con el exterior de enlucido estilo “monocapa” blanco, contrastando con el negro del mármol de las bancadas y de la campana de forja negra. Trabajo de albañilería realizado en una vivienda situada en el término municipal de La Eliana, en Valencia.

Empezamos realizando un encofrado de hormigón, para lo cual rebajamos el terreno 15 cm. y retiramos la tierra sobrante, presentamos el mallazo de hierro y empezamos a rellenar el hueco con hormigón, de forma que una vez terminado el porche de obra chapamos el suelo de la terraza.

Terminado el encofrado de hormigón, “Reformas Candel” empieza levantando al mismo tiempo el muro trasero y lateral de bloque de obra 40 x 20 junto con la columna de obra de bloque hueco de 30 x 30.

La columna de obra una vez terminada, en su interior se han puesto varias varillas de hierro de 12 mm. cada una y se ha rellenado de hormigón, al igual que en la última línea de bloque de la pared trasera y lateral, se ha sustituido por bloques en “U”, con el fin de rellenarlos de hormigón, para que antes de poner las viguetas de obra se quede un forjado arriba bien sólido.
Enluciendo la parte de fuera con mono capa blanco.

En la imagen de la izquierda, se puede ver el porche de obra a mitad del trabajo, justo cuando se está realizando el enlucido de monocapa blanco.

Una vez ancladas las viguetas de obra, se empiezan a poner la bobadillas de 17 cm. entre las mismas, para poner arriba de estas, el encofrado de hormigón de 6 cm. de espesor, debajo del mallazo de hierro.

Una vez seco el cemento, se sella mediante calor la tela asfáltica bituminosa, que impermeabilizará el porche de obra.

En la parte de arriba del techo y de manera retranqueada, se realiza una línea de un bloque de obra en forma de “sombrero”, de esta manera, que podemos hacer el desnivel para la salida de agua hacía un par de gárgolas tal y como se puede ver en la imagen central de este artículo, ali mismo tiempo que tapamos la tela asfáltica que impermeabiliza el paellero de obra.

A continuación empezamos a realizar los muros de obra para las bancadas de mármol, del fregadero y de la barbacoa-paellero.

El interior del paellero esta chapado con ladrillos refractarios tanto la base como los laterales y el fondo hasta la altura de la campana de forja, aproximadamente a 1,70 cm. de alto.

Terminadas y colocadas la placas de mármol, se instala el fregadero de aluminio inoxidable con sus conexiones de entrada y salida de agua, que previamente se habían dejadas pre-instaladas mientras se hacía el paellero de obra.

Una vez terminado el paellero, se continua con el chapado y alicatado del rodapié, realizando el rejunte y la limpieza del mismo.

Sobre el techo de obra, se han instalado varios puntos de luz. Sobre las paredes, se han puesto varios apliques de enchufes e interruptores, a los que previamente y mientras se hacía la obra, se iban poniendo los tubos corrugados y el cableado.