Marquesina de madera realizada con el sistema de contrafuertes en triangulación a la entrada de la vivienda de un garaje particular, trabajo de carpintería con acabado de teja cerámica mixta, en una vivienda de la urbanización “Montesano”, en el termino municipal de La Puebla de Vallbona, Valencia.

Los trabajos de ebanistería empiezan con la instalación de la cargadora de madera laminada de 200 x 200, que va atornillada por la parte de arriba a la columna de obra en unos casos.

En otros, se realiza un agujero en la columna donde se hace un encofrado de obra, insertando unos clavos en la parte de abajo de la viga laminada y que coinciden con la base del encofrado, dejando el mismo secar para que haga fuerza. Los clavos hacen de nexo de unión entre la madera y la obra.

Una vez instalada la viga cargadora sobre la base de las columnas, se empiezan a poner sobre la misma, los contrafuertes de madera, en este caso los hemos insertado triangulados, para lo cual se ha empleado madera laminada para las viguetas de 140 x 40, mientras que los contrafuertes son de 80 x 80, las dimensiones de ambos está en función del largo de la estructura de madera.
Interior marquesina

Sobre esta imagen podemos ver en detalle la unión de viguetas, cargadoras, y contrafuertes de los que hablamos.

Al mimo tiempo que se ven de la misma manera, el techo interior de madera machihembrada y el detalle de acabado de las tejas cerámicas mixtas, con el interior de obra.

También le hemos dejado la instalación de luz mediante una lampara de forja debajo de la viga cargadora laminada.

La marquesina de madera, está barnizado en su totalidad en de “color castaño”, dejando ver los nudos y las betas de la madera. La forma de proceder al barnizado de la madera es la siguiente:

  • Se le da una primera pasada de barniz en el color castaño.
  •  Y después una segunda mano de barniz incoloro de protección.
  • A este último, se le puede añadir a gusto del cliente, el barniz castaño de la primera pasada, según se quieran resaltar el tono de la madera.

Finalizado la marquesina de madera, se procede a la limpieza de los trabajos realizados, dejando la vivienda igual que antes de empezar a hacer los trabajos de ebanistería y de obra, de esta manera le hemos suministrado a nuestro cliente, el servicio de carpintería, albañilería y de electricidad.