Para los amantes de la madera, pero indecisos por su mantenimiento al exterior, en Candel pérgolas y porches S.L. le ofrecemos a nuestros clientes un doble tratamiento, un fondo de color a elegir, que entra en la madera y posteriormente un barniz al agua de protección, de forma que cuando se va degradando  a los 8 años, solamente hay que volver a barnizar la protección al agua, como si fuera aceite de ”teka”, que deja la madera nutrida de nuevo, sin necesidad de lijar ni de utilizar decapantes…  Volviendo a sacar el color que eligió el cliente en un principio.