Hemos realizado una reforma en un chalet de la Eliana, en la que se ha transformado una terraza en un despacho para la vivienda.

En la obra se han combinado elementos de construcción; ladrillos, tejas, etc, con elementos decorativos; vigas laminadas, techo de madera machihembrado…

El interior del despacho ofrece la misma apariencia que un porche de madera visto desde el interior del mismo.

Como se aprecia en la imagen, a medida que se levanta el muro, se pica la pared donde va cogido el ladrillo para evitar futuras grietas en la fachada, tanto fuera como dentro.

Los muros se han levantado haciendo una cámara de 10 cm. con ladrillos del 7, dentro de la cámara se ha puesto aislante a base de poliuretano de alta densidad, para aislar del ruido, el frio y el calor.

La obra se ha terminado con estucado por fuera y alisado de paredes con yeso de acabado en el interior, al mismo tiempo que se ha hecho la instalación de la luz y enchufes.