Realización de porches de madera en áticos, tanto en las fincas de Valencia como en los edificios de los pueblos limítrofes a la misma, en lo “Candel Pérgolas y Porches S.L.” Realizan sus estructuras de madera.

El porche de madera que se ve en la imagen principal corresponde a un ático situado en el pueblo de Paterna, se trata de un quinto piso. Para poder instalar el porche de madera, se ha necesitado una polea eléctrica que dispone “Candel Pérgolas y Porches S.L”, al servicio de sus clientes.

Con la polea eléctrica se suben las vigas de madera laminada, generalmente de mayor longitud de 2, 50 metros, ya que no caben por el ascensor de los edificios. El resto de materiales se llevan a la terraza por el ascensor.

Una vez arriba todos los materiales, se empieza a instalar el porche de madera, sobre estas lineas les mostramos la imagen de otro cenador de madera, que seguidamente describimos sus componentes.

Porche en ático de color
Porche de madera blanco

El cenador de madera está formado por:

  • Dos columnas de madera laminada de 160 x 160.
  • 1 Cargadora de madera de 5 metros de 160 x 160.
  • 2 Capiteles de madera de 8 cm. De Grosor.
  • 7 Viguetas de madera laminada de abeto de 160 x 80
  • 15 Metros cuadrados de madera machihembrada.
  • 15 Metros de tela asfáltica rugosa.
  • 15 Metros de teja mixta envejecida.
  • 6 Metros lineales de teja lateral
  • Molduras de acabado.
  • Instalación de 2 ventiladores

Toda la madera procede de abeto Abies bracteata, tanto la madera laminada de la estructura de madera, como las tablas del techo de madera machihembrada, ( son de 14 cm. De ancho de lama por 2 cm. De espesor.).

En este caso el porche de madera, está barnizado en su totalidad en “color blanco” , respetando la normativa de la urbanización donde se ha realizado el cenador de madera. La forma de proceder al barnizado de la madera es la siguiente

Se le da una primera  pasada de barniz en blanco y después una segunda pasada de barniz incoloro de protección.

A este último se le puede añadir a gusto del cliente, el barniz blanco de la primera mano, según se quieran resaltar más o menos los nudos y las betas de la madera.