Si quiere conseguir un color perfecto, tenemos que tratar los porches de madera, pérgolas, cenadores… con un doble tratamiento.

 

 

 

 

 

  1. Un fondo de color a elegir por el cliente y después

  2. Un barniz al agua de protección.