Doble marquesina de madera a base de contrafuertes también en madera y con el techo terminado de teja cerámica mixta, la misma que tiene el cliente en el resto de la vivienda, trabajo de carpintería combinado con trabajo de albañilería realizado en la urbanización “Montesano”, en el termino municipal de San Antonio de Benageber. Valencia.

El trabajo comienza con la estructura de madera, más concretamente con las cargadoras de madera laminada de 160 x 160 en cada una de las entradas de la casa, ya que hemos realizado los porches de madera en la puerta peatonal y en la del garaje.

Sobre la cargadora de madera anteriormente mencionada se van atornillando los contrafuertes de 80 x 80 y de 140 x 80, haciendo entre ellos la triangulación  que se sujeta en la base de la cargadora laminada y se atornilla al mismo tiempo a la cargadora de arriba, que hace las vertientes a los dos lados, es decir la marquesina de madera a dos aguas.

Interior marquesinaEn la imagen de la izquierda, podemos ver la marquesina de madera donde se ven los contrafuerte de los que estamos hablando, aparte claro está del techo de madera machihembrada.

La madera machihembrada es de 14 cm. De ancho de lama por 2 cm. De espesor, sobre la parte de arriba del techo de madera anterior, se sella la tela asfáltica mediante calor.

La tela bituminosa es rugosa y esta especialmente preparada para sellar las tejas con espuma de poliuretano, evitando poner las misma con cemento y arena, aligerando con ello el peso de la estructura de madera.

Impermeabilizada la marquesina de madera con la tela asfáltica, se pegan las tejas por el sistema de la espuma anteriormente mencionado, rematando la misma con teja lateral en ambos lados y por las dos caídas.

Para finalizar el techo y por la parte de arriba se colocan las tejas morunas, que hacen el vértice de las dos aguas de la estructura de madera, Las tejas laterales y las tejas morunas se rematan y sellan con cemento y arena.

En este caso la marquesina de madera que ha realizado “Candel Pérgolas y Porches S.L”, está barnizado en su totalidad en de “color castaño”, dejando ver los nudos y las betas de la madera.

La forma de proceder al barnizado de la madera es la siguiente, se le da una primera pasada de barniz en el color elegido por el cliente y después una segunda pasada de barniz incoloro de protección, a este último se le puede añadir a gusto del cliente, el barniz de la primera pasada, según se quieran resaltar el tono de la madera.

Sobre la parte de abajo de la cargadora de madera laminada, se le ha realizado la instalación de la luz mediante un “plafón de forja”, de esta manera el cable queda aislado y protegido de las inclemencias climáticas.