Haciendo un marco de madera cortado a inglete, podemos incorporar una viga horizontal sin necesidad de romper un muro o hacer obras, este marco iría atornillado a la pared y en el otro extremo cogido al capitel del porche. Mediante un tornillo pasador lo cogeríamos al marco y quedaría fijado.