Cenador de madera a 4 aguas con el techo de teja cerámica de obra pegada por la parte de arriba a la tela asfáltica que impermeabiliza la estructura de madera. Trabajo de carpintería realizado en una vivienda situada en el término municipal de La Eliana, Provincia de Valencia.

La instalación de la estructura de madera comienza con la realización en obra de cuatro agujeros de 30 x 30, en el suelo de gres de la terraza, donde van las cuatro columnas de madera laminada, en este caso de 160 x 160, para lo cual, se introducen las mismas en los agujeros.

Previamente al trabajo anterior, se le han instalado en la base de la parte de abajo de la madera que va dentro del encofrado, unas garras de hierro, de esta forma unimos la madera y el hormigón, de forma segura.

Una vez se han puesto a plomo las cuatro columnas de madera laminada, nos esperamos al fraguado el cemento y unimos las cargadoras principales a las columnas mediante los capiteles de madera que hacen de nexo de unión entre cargadoras y columnas.

Sobre las 4 cargadoras principales instalamos la cúpula de la estructura de madera, que consiste en:

  • 4 Viguetas perimetrales, es decir las bajantes a las esquinas.
  • Las viguetas de madera laminadas de 140 x 80, que parten en cada plano desde las esquinas anteriores y, que van bajando en esquina de pez a ambos lados de forma equidistante.

Una vez tenemos la pérgola de madera o el esqueleto de la estructura de madera, empezamos a poner el techo del cenador de madera, mediante maderas de madera machihembrada ( 2 cm. de grosor por 14 cm de ancho de tabla).

La madera con la que utilizamos en nuestros trabajos procede toda de talas controladas y respetuosas con el medio ambiente, en este caso de bosques de abeto del norte de Europa, tanto la de la madera machihembrada del techo, como la madera laminada de las estructuras.

En la imagen de la izquierda, podemos ver otro cenador de madera a 4 aguas, pero en este caso con los 4 lados iguales, es decir, cuadrado.

Siguiendo con los trabajos anteriores, una vez terminado el techo de madera, se aísla el mismo, con tela asfáltica rugosa, especial para pegar las tejas de obra cerámicas sobre la tela bituminosa.

Las tejas de obra se van colocando y sellando como hemos explicado anteriormente, y una vez hemos terminado los cuatro planos, se realizan los caballones con teja moruna, en este caso se rematan de obra (cemento y arena).

Terminado la instalación, se repasa la pintura de la madera, ya que antes de instalarla, ya estaba previamente barnizada, los clientes han elegido junto al nuestro comercial de “Candel Pérgolas y Porches S.L.”, el color, mediante una amplia gama de colores.

La forma de proceder al barnizado es:

  • Una pasada del tono de color elegido por los clientes.
  • Una segunda mano de barniz incoloro de protección.

Al ser ambos barnices en base agua, se pueden mezclar entre ellos, por lo que al hacer la segunda pasada y siempre a gusto del cliente, se puede poner al barniz de acabado incoloro, un poco del tono elegido por los clientes, si se quiere oscurecer el color.