Cenador de madera moderno con el techo de tela asfáltica de acabado en blanco, trabajo de carpintería realizado en una vivienda de “Rocafort”. Valencia.

La vivienda donde hemos realizado el porche de madera, es en forma de cubo y sin tejas, de estilo moderno, por lo que la estructura de madera la hemos instalado acorde con la vivienda, para que quede lo más integrado posible.

La tela asfáltica está sellada con calor por la parte de arriba de las tablas de madera machihembrada y cortada con un cúter sobre las aristas del perímetro del techo.

Para rematar el corte de la tela asfáltica, se han puesto sobre las mismas unas cantoneras de metal lacadas en blanco, con el fin que dejen un acabado fino y sobre todo protejan la posible entrada de agua y de luz en la parte más vulnerable del techo del porche de madera.

El cenador de madera lo hemos realizado en forma de cubo, con la viguetas de madera laminada sin puntas e insertadas a testa de las dos vigas de madera cargadoras perpendicularmente a las mismas, tal y como mostramos en esta imagen donde se aprecia el porche de madera desde el interior.

Vista interior "detalle de vigas a testa con la cargadora"
Vista interior “detalle de vigas a testa con la cargadora”

El porche de madera se ha barnizado en blanco, el mismo color que tiene la fachada de la casa y la valla de obra de la vivienda.

Primero se ha barnizado en blanco y después se le ha dado una segunda mano de barniz incoloro de protección, al barniz incoloro de la segunda pasada se le ha añadido barniz blanco de la primera mano, para que se tapen más los nudos y las betas de la madera, tal y como nos solicitaban los clientes

El desglose de madera para hacer el porche de madera ha consistido en:

  • 1 Columna de madera laminada de 160 x 160 de 2,10 metros de alto.
  • 3 Semi-columnas  de madera laminada en el lugar de trabajo y retranqueada a la valla de la vivienda
  • 2 Cargadoras de madera laminada de 160 x 80, cortadas a 2,50 metros de longitud.
  • 6 Viguetas de madera laminada también de 160 x 160.
  • 12 metros cuadrados de madera machihembrada de 2 cm. De grosor y 14 cm. De ancho de lama.

Una vez terminado el porche de madera se limpia y recoge la zona de trabajo, dejando la vivienda como antes de empezar los trabajos de carpintería.