Caseta de madera con techo de placas de tégola, todo barnizado con el “Ral” de color gris, el mismo que el resto de la carpintería metálica de la vivienda. Trabajo de carpintería realizado en la terraza de un en un ático situado en Valencia.

El trabajo de ebanistería empieza con el anclaje de la columna de madera laminada de 160 x160, justo en el centro, desde este punto, se divide la estructura de madera, entre caseta de madera y porche de madera, ya que se le ha hecho a la caseta de madera como una prolongación a modo de marquesina de madera, no ocupando todo el espacio la caseta de madera, que explicamos posteriormente, cuando habíamos de la puerta de entrada.

La cargadora de madera central, por un lado se apoya e la columna central y después están ambos lados anclados a las paredes de la terraza.

Las viguetas de madera laminadas que forman la estructura de madera, se apoyan y atornillan sobre la cargadora anterior, mientras por la parte de atrás, están cogidas a la pared.

Sobre la estructura de viguetas de madera laminada de 120 x 80, se van machihembrado las tablas del techo de 2 cm. de grueso por 15 cm. de ancho de lama, y una vez terminado el techo de madera, se pone y sella sobre este mediante calor, la tela asfáltica, esta tela bituminosa asegura la impermeabilización de la caseta de madera.

Posteriormente sobre la tela asfáltica bituminosa, se van clavando las placas de tégola, también conocidas como “teja americana”, que son también de material asfáltica, pero de consistencia mas rígida, y se van montando y clavando las placas en lineas, de forma que las placas de abajo siempre se quedan tapadas hasta la mitad de la placa, cuando se pone la segunda linea de placas de tégola.

Como se puede ver en la imagen de la izquierda, la puerta de entrada a la caseta, está en el interior del techado del porche de madera, de esta forma, los clientes pueden utilizar la estructura de madera como trastero y como zona de estar protegidos del sol.

La puerta de entrada de madera, se abre hacía afuera para poder aprovechar mejor el espacio, tiene manivela y cerradura.

Se han puesto dos puntos de luz, uno dentro de la caseta y el otro afuera, también se han instalado varios interruptores.

El cableado de luz de la caseta-porche de madera, se ha ocultado entre la madera machihembrada y la tela asfáltica, de esta manera a parte de estar protegido, permanece oculto a la vista.

La forma de barnizado ha sido mediante 2 pasadas de barniz, en la primera mano, se pinta del color del “Ral” gris de las ventanas de la vivienda, tal y como hemos explicado con anterioridad y en la segunda pasada, se le da una mano de barniz incoloro de protección al sol y al agua. Ambos productos, el de color y el incoloro son en “base agua”, sin disolventes, lo cual nos permite una mejor limpieza y acabado.

Las vigas largas, se han subido mediante una polea eléctrica que dispone “Candel Pérgolas y Porches S. L.”, el resto del material y las herramientas por el ascensor.