Caseta de madera con suelo de tarima de madera instalada sobre una base de hormigón. Trabajo de carpintería y de albañilería combinado y realizado en un chalé de “La Urbanización “Montecolorado”, dentro del término municipal de La Puebla de Vallbona, valencia

Los trabajos de albañilería empiezan con la realización de un agujero de 15 cm. de profundidad, que posteriormente se rellena de hormigón, y dentro del cual hemos puesto un mallazo de hierro 4 mm. de espesor.

Una vez terminado el trabajo de albañilería y estando bien seca la base de obra, se empiezan los trabajos de Ebanistería con la instalación de la caseta de madera.

La carpintería empieza como si fuera un porche de madera, es decir, primero se anclan las  4 columnas de madera laminada de 100 x 100, el grosor depende de las medidas que tenga la futura estructura de madera, en este caso  son de 3 metros de largo por 2 de profundidad (medidas internas).

Sobre las columnas de madera, insertamos dos cargadoras de madera laminada también y del mismo grosor, encima de estas instalamos las viguetas de madera del techo de la caseta de jardín.

Una vez las viguetas del techo están atornilladas, empezamos a poner en perpendicular a las mismas, las tablas de madera machihembrada. Las tablas machihembradas son de madera de abeto de 15 cm. de ancho de lama por 2 cm. de espesor.

En la imagen de la izquierda, podemos ver la caseta de madera que ” Candel Pérgolas y Porches de madera S. L.” ha realizado con la puerta abierta, el interior está barnizado de incoloro, dejando el color natural de la madera, mientras el exterior está barnizado en tono castaño.

Siguiendo con el techo de madera anterior, una vez terminado, se sella sobre el mismo la tela asfáltica de acabado rugosa, la cual va pegada con calor y plegada en los laterales por la parte de abajo de los voladizo, mediante una moldura de madera que la protege de la entrada de aire.

La moldura de madera como comentábamos es funcional, impidiendo la entrada de aire y que no se deteriore el techo y al mismo tiempo hace de función estética.

Terminado el techo se realiza el armazón con cabirones de madera de abeto donde se van a rastrelar las tablas de madera machihembrada de las paredes de la caseta de madera, tanto la parte de afuera, como la interior de las paredes, se rematan con una moldura que embellece y hace de junta de dilatación de la madera.

Después, continuamos con la instalación de la puerta de madera, la cual le damos el mismo barnizado que al resto de la caseta de madera, es decir, tono castaño en el exterior y barnizado incoloro en el interior.

Para terminar el trabajo de carpintería, se rastrela el suelo también con madera cuperizada de 40 por 40, y sobre ellos se grapa las tablas de madera para hacer el entarimado de madera.

Terminado los trabajos de obra y ebanistería se procede a recoger y limpiar la zona donde se han realizado, dejado la caseta de madera lista y preparada para ser utilizada por nuestros clientes.