Barbacoa de obra realizada en el interior de un porche de madera que también hemos realizado mientras hacíamos las obras, se han combinado trabajos de albañilería y trabajos de carpintería, para hacer el porche-barbacoa. Los trabajos se han realizado en una vivienda situada en la población de Puzol, en Valencia

Primero se empieza con la instalación del porche de madera, donde se van dejando las medidas del techo hasta donde subirá el tiro de la chimenea, La estructura de madera se empieza con las columnas de madera laminada de 200 x 200, encima de la cual se pone la cargadora de madera laminada central de 240 x 200.

La otra cargadora va cogida y atornillada a la pared, una vez están las instaladas, se van colocando entra ellas y a una distancia de 75 cm. Entre ejes las viguetas de madera laminada de 160 x 80.

Sobre la parte de arriba de las viguetas de madera se van atornillando las tablas de madera machihembrada de 14 cm. De ancho de lama por 2 cm. De grosor, dejando el hueco en el techo para el paso del tiro de la chimenea.

Terminado el techo de madera, se sella el mismo con tela asfáltica bituminosa mediante calor, y en este caso encima de la misma se ponen las placas de tégola ( teja americana), poniendo otras veces tejas cerámicas mixtas.

Porche en terraza de Puzol

Mientras se estaban haciendo los trabajos de carpintería, otro equipo de “Candel Pérgolas y Porches S. L.” estaba realizando la barbacoa de obra.

Para realizar el paellero de obra, se han combinado diferentes materiales de obra, los muros donde se apoyan las bancadas son de ladrillo del 10 cm. Enlucidos después de terminarlos por dentro y por fuera.

La bancada se ha terminado con una placa de mármol, siempre 10 cm. Más alta que la base de la barbacoa.

En el interior del paellero, se han combinado:

  • Ladrillos refractarios, utilizados en la base y rodapié del interior de la barbacoa.
  • Azulejos refractarios, alicatando con ellos las paredes interiores del paellero.

Ambos materiales empleados en el interior de la campana, son especiales para aguantar las altas temperaturas, tanto los materiales mismos como los productos para pegarlos.

En la unión de la campana de obra y la parte parte alta del ladrillo cara vista, hemos empleado una madera laminada de 160 x 80, cortada a 45 grados en los bordes, quedando a juego con el porche de madera.

Terminada la obra se procede a pintar las paredes del paellero en blanco, el mismo color que el resto de las paredes de la terraza, así como el marco de madera de la campana del mismo color que el cenador de madera.